¿Estas Jugando Bajo las reglas de la abundancia?

Posted on febrero 15, 2011. Filed under: abundancia, Alcanzar el Exito, Economia Y Finanzas, Educacion Financiera | Etiquetas: , , , |

Como Lograr Abundancia

“Cualquier tonto puede hacer una regla, y cualquier bobo le prestará atención.”

-Henry David Thoreau

¿Has notado? A la sociedad le gusta hacer las reglas y leyes. Nos gusta hacer las reglas para todo. Contamos con:

  • Normas de tráfico
  • Reglas de etiqueta y comportamiento
  • Normas de cómo lavarse las manos
  • Reglas para formar a tus perros
  • Reglas de la moda
  • Normas en el parque
  • Los deportes tienen reglas
  • Normas de Redacción
  • Normas de comercialización de Internet
  • Reglas de negocio
  • Reglamentos para comer
  • Normas para el ejercicio
  • Normas para bloguear
  • Las normas ambientales
Y ciertamente tenemos toda una serie de reglas sobre la abundancia y el dinero!

No necesito mencionar más, ¿verdad? Tenemos reglas para todo y el dinero no es la excepción.

Sal y mira a tu alrededor y verás que hay reglas en todas partes, te basta solo con voltear tu mirada. A menudo se parecen a las siguientes:

  • No entrar
  • No alimentar a los animales
  • No nadar en la Piscina
  • No hay vuelta a la izquierda
  • No Pase

Nótese cómo la mayor parte de las reglas / leyes que tenemos nos dicen qué no hacer, son limitantes.

Eso no es del todo malo. Quiero decir que si no tuviéramos algunas normas de tráfico imagínate el caos. La gente no podría ni siquiera manejar en círculos, sin que se causaran accidentes y golpearas el ventilador de tu coche. Y si además tienes hijos, tienes claro que las reglas son necesarias para mantener tu cordura y enseñarles el poder de la causa y el efecto.

Las normas establecen la estructura. Nos ayudan a hacer frente al cambio, nos enseñan y nos mantienen a salvo.

Las reglas también nos limitan, nos impiden hacer lo correcto para nosotros en ese momento. También nos pueden hacer sentir reprimidos, ahogados y más aun, resentidos.

No todos manejan las normas de la misma manera.

Y tú, ¿eres conformista o rebelde?

Hay dos reacciones básicas hacia las “reglas”. Hay personas que se conforman. Ellas dicen por favor y gracias. Conducen el límite de velocidad. Duermen solo ocho horas de cada noche. Hacen ejercicio. Ponen asuntos a su correo electrónico y nunca llegan tarde a las citas.

Ellos toman sus vitaminas. Ahorran su dinero. Ellos trabajan duro. No te quedes en la piscina y siempre limpia el aparato de ejercicios después de usarlo. En pocas palabras, ellos siguen las reglas del juego. Las cumplen.

¿Qué sucede con el conformista?

Nada.

Eso no es tan malo en realidad, a menos que ellos estén esperando algún tipo de recompensa. Una palmadita en la espalda o un reconocimiento por toda su paciencia y buenas acciones. Si la recompensa no viene a continuación, sacan su otra cara, ellos pueden llegar a ser…

El típico hombre rebelde. El rebelde rechaza las normas. Olvídate de ahorrar dinero, sólo se vive una vez, ¿verdad? Toman riesgos, rompen las reglas y se ríen de los conformistas. Ellos se van de vacaciones frecuentemente, demasiado seguido diría yo, salen temprano del trabajo, fundan empresas y se olvidan de responder de manera oportuna a los mensajes de correo electrónico de sus clientes y proveedores (de hecho, podrían hasta ni siquiera responderte…).

Lo malo del rebelde, a menos que sea demasiado encantador, puede ser visto como un paria, dígamos de raza inferior. Ellos pueden ser rechazados porque no siguen las reglas. Pueden terminar en la cárcel porque a pesar del mito, algunas reglas no fueron hechas para romperse.

Ahora bien, estos son los extremos, por supuesto, pero la mayoría de nosotros nos anclamos en algún lugar más cerca de un extremo del espectro que el otro. Tal vez desobedezcamos las leyes de tránsito de vez en cuando o digamos una mentira de vez en vez, pero en su mayor parte somos conformistas. O tal vez asistamos a una reunión o dos y en ocasiones digamos por favor o gracias, pero en su mayor parte honestamente creo que las reglas son para romperse.

Tal vez hay un tercer tipo de persona…

El tipo de persona que hace sus propias reglas. Esto es particularmente interesante cuando se trata de las normas de la abundancia.

¿Cuáles son las reglas de la abundancia?

Depende de con quién estés hablando. Pide a tus padres y ellos te podrían decir que las reglas son las siguientes:

Ahorra un 10% de cada cheque de pago.

Vive con lo que tus medios te permitan.

Dona el 10% a obras de caridad al año.

Buenas reglas, ¿no?

Pregúntale a tu vecino y puede que te diga:

El dinero está destinado a ser gastado (sólo se vive una vez).

El dinero es la raíz de toda maldad

Tú necesitarias una estafa para hacerte rico

El dinero no crece en los árboles

Los ricos se hacen más ricos…

Y otros pueden decir:

¡Necesitas tener mucha suerte para tener dinero!

Debes ahorrar cada centavo que ganes, vive por debajo de tus posibilidades porque nunca se sabe… (Supongo que podría utilizar el estado actual del mercado de valores para probar su punto).

El dinero es para los ricos.

Tú puedes atraer la abundancia.

Y así sucesivamente …

La mayoría de estas “reglas” son mitos.

¿Cuáles son las reglas REALES acerca de la abundancia?

Si le preguntas a cualquier persona que tenga abundancia real, probablemente te dirá que la abundancia, la abundancia real se debe a:

  • Deseos.
  • Conocimientos especializados.
  • Imaginación.
  • Planificación.
  • Persistencia.
  • Y un elemento de la toma de riesgos o de la fe.

Curiosamente, o tal vez no, estos atributos son la base de Napoleón Hill en su libro “Piense y hágase rico”, escrito hace aproximadamente 70 años.

“La paciencia, la persistencia y el sudor hacen una combinación imbatible para el éxito”

-Napoleón Hill

Es curioso que en un mundo de reglas donde las que generan la verdadera abundancia son las reglas que vamos creando nosotros mismos, por el deseo, la imaginación, la planificación, persistencia, y nuestra capacidad de tomar riesgos, todas estas características personales, no son las estrategias de inversión. No son proporcionadas por tu asesor financiero. Estas reglas no son solamente otorgadas a aquellos “maestros en el saber”, están disponibles para cualquiera y todo el mundo. Tú tienes la capacidad de hacer tus propias reglas para la Abundancia. Cuando lo haces, no tienes que ajustarte a las normas que otros crean y de hecho no se debe. Tampoco tienes que rebelarte y temer sus repercusiones. En lugar de ello, haz y vive de tus propias reglas, ya que son y se relacionan directamente con:

  • Tu deseo.
  • Tus conocimientos especializados.
  • Tu imaginación.
  • Tu Planificación.
  • Tu persistencia.
  • Tu toma de riesgos y / o de la fe .

Las normas de la abundancia que ves, son totalmente tuyas, no las desaproveches.

Victor Espejo.

Make a Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Liked it here?
Why not try sites on the blogroll...

A %d blogueros les gusta esto: